Curiosidades: La momia

Tom Cruise, Brad Pitt, Matt Damon, Ben Affleck, Chris O’Donnell y Matthew McConaughey fueron considerados para el papel de Rick O’Connell.

Con la excepción de un taparrabos y un par de piezas de joyería, el traje de Patricia Velasquez consiste completamente en pintura corporal que llevaba el aplicarse 14 horas.

“Imhotep” era en realidad el nombre del arquitecto que desarrolló las primeras pirámides en el antiguo Egipto, sobre todo la pirámide escalonada de Zoser en Saqqara alrededor de 2600 AC. Su habilidad era tal, que más tarde se dicia que descendía de los dioses. Su nombre significa “el que viene en paz”

El camisón blanco que llevaba Evelyn cuando es atacado el barco se hizo transparente cuando se mojaba y tuvo que ser pintado de blanco digitalmente durante la post-producción para que la película pudiese mantener su calificación PG-13.

La escena en el principio en el que se momifica a Imhotep se asustó el actor Arnold Vosloo. Tenía que estar con las vendas durante cuatro horas para filmar las escenas en las que está envuelto en vendas y puesto en su sarcófago.

La escena en la que los escarabajos que proceden de las arenas y perseguen a los exploradores se llevó a cabo mediante el uso de un compresor de aire en el set para simular los insectos que salen de la arena.

Mujer maravilla

El 7 de diciembre de 1941 la base de Pearl Harbor había sido atacada por los japoneses, conduciendo inevitablemente a la entrada de los EE.UU en la Segunda Guerra Mundial, por lo que Max Gaines, dueño de DC por aquel entonces, quería crear una superheroína que animara a las tropas.

Las ideas de Gaines apuntaban a un personaje femenino con una sexualidad muy marcada, pero Marston aprovechó esta oportunidad para darle la vuelta a los estereotipos del género y, basándose en la personalidad de su esposa, Sadie Marston -así como en la de su amante Olive Byrne-, desarrollar un personaje con la fuerza de Superman, el atractivo de una mujer joven y hermosa y, ante todo, una gran inteligencia y humanidad. De este modo, Wonder Woman acabó debutando en el #8 de All Star Comics, iniciando una larga y prolífica trayectoria.

La sociedad en los EE.UU de los años 40 parecía, en efecto, más escandalizada por que Wonder Woman no se cubriera los hombros que por el hecho de que su pequeño y ajustadísimo uniforme no le sirviera de mucha ayuda a la hora de combatir.