CURIOSIDADES : La estrella de Belén

El estudio de los periodos del cometa Halley, cometa que  sirvió de inspiración para pintar la estrella del cuadro Adoración de los Reyes Magos, nos muestra que este cuerpo estelar apareció entre los años 10 y 11 a.C.

Si tenemos en cuenta la controversia existente también a la hora de datar con exactitud el nacimiento de Jesucristo, el cometa sería un firme candidato para haber iluminado los cielos en ese periodo. En cualquier caso tiene el honor de haber servido como modelo para las representaciones actuales que hacemos de la estrella de Navidad, o estrella de los Reyes Magos.

Otra de los cuerpos celestes que pudo haber iluminado el cielo nocturno es una supernova. Este fenómeno se produce cuando una estrella acaba de consumir todo el hidrógeno que le sirve como combustible, proceso que acaba en una gran explosión.

Esta teoría no es muy aceptada, ya que la explosión de una supernova produce una nebulosa en el cielo que no podemos observar hoy en día, como sucedió con la supernova que los chinos observaron en el año 1054 y que dio lugar a la nebulosa del Cangrejo en la constelación de Tauro.